¿Deberías de estudiar japonés? Parte I

Día tras día motivo a la gente para que estudien japonés para que entiendan más sobre esta cultura. Pero nunca me había puesto a pensar: “¿realmente le conviene a esta persona estudiar la lengua japonesa?” o “¿Qué razones habrá para que esta persona se resista a estudiar japonés?”. Digo, no cualquiera se avienta a estudiar un idioma tan distinto. Toma un poco de coraje y determinación.

Quisiera que veamos ambos lados de la moneda y comenzar por los puntos negativos. Es fácil ponerse las excusas para no estudiar japonés, porque la realidad es que:

1. La escritura es complicada. Que no les digan lo contrario: es difícil y tedioso tener que aprender los kanji. Y aprenderse 2000 kanji de uso diario, ni hablar. Justo cuando crees que te aprendes el hiragana y el katakana te das cuenta de que aún te hacen falta unos cuantos símbolos más:

Tienes que tener claro desde el inicio que aprenderás a ser paciente. Estudiar gramática es una cosa, pero ponerse a estudiar kanji debería ser considerado un estudio aparte. ¿Ven lo complicado? O sea, si estudias francés, no necesitas aprenderte un alfabeto entero nuevo…

2. No tienes con quien practicar el idioma. Esto viene siendo resultado directo de la misteriosa ausencia de japoneses en esta región. ¿Con quién puedes practicar japonés? Aunque eleves tu nivel de japonés a más de 9000, es complicado encontrarse con un nativo con quien hablar. Hay dos alternativas lógicas para esto: el internet es una, pero en este país alrededor de un 15% de las personas tiene acceso a internet. Lo segundo, practicar con tus compañeros de clase.

3. Es difícil irse para Japón. Otra barrera psicológica que mucha gente padece e incluso me llegó a afectar. ¿Para qué aprender japonés si ir a Japón me cuesta un ojo de la cara? Y estando allá, quizás quedarme ahí hasta me cueste el otro ojo. Por eso no dejen que esto se vuelva su única meta para querer a prender japonés. Lástima que el número de becas que otorga Japón puedes contarlo con los dedos de las manos…

4. Tienes que invertir tiempo , mucho tiempo. “Quiero estudiar japonés pero no me queda tiempo”. Esta excusa. LOL.

5. Requiere una cantidad considerable de autoaprendizaje. Si no acostumbras a estudiar por tu cuenta, eventualmente vas a estancarte en tu misión de aprender japonés y tu sueño se quedará como es: un sueño. Hay muchas pero muchas cosas que no aprenderás en clase ya que sigue siendo un ambiente de pocas horas a la semana, de la clase viene más que todo la orientación y la motivación. Si el alumno no sabe como estudiar, va a entrar en un ciclo vicioso de “mañana estudio kanji” y ni los voltea a ver.

No es que quiera desanimar a nadie, pero el mundo no es color de rosa… así que hay que comenzar a pintarlo. Si leen estos cinco puntos y dicen: “¿Y quién es este tipo para decirme que no estudie japonés?”, entonces van en buen camino. No tengan miedo de saltar y alzar vuelo.
¿Aún no se convencen? Bueno, ya les di los puntos negativos así que esperen un poco para darles algunas razones por las que deberían tomar un libro de japonés y comenzar a estudiar ya.
Muy pronto: Parte 2

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s